Trekking de Landmannlaugar a Skogar

Este trekking de 80km está considerado el mejor trekking de Islandia, para muchos, incluso, uno de los mejores a nivel mundial, gracias a su gran variedad de paisajes y tonalidades, desde enormes cañones, glaciales y cascadas hasta zonas volcánicas con fumarolas.

El trekking está repartido en 6 etapas pero nosotros nos vimos con fuerza para juntar las dos primeras y las dos últimas y poder terminarlo en 4 días. De esta manera, tendríamos más tiempo para nuestra segunda parte del viaje: la ruta a la isla con coche de alquiler. Esto implica un mayor grado de dificultad, pero algo totalmente asumible si estás en buena condición física, puesto que el paraje no deja de sorprenderte y pasa como cuando lees un buen libro, que siempre quieres otro capítulo!!

Sigue leyendo para saber cómo hacer el trekking para gastar lo mínimo posible, qué llevar y dónde dormir, y algo de información de cada etapa: distancias, “servicios” de los que dispone y el tiempo aproximado para hacerla, aunque es evidente que este dependerá mucho del ritmo que cada uno lleve.

 


Qué saber del trekking

En primer lugar, decir que el trekking se puede hacer tranquilamente por tu cuenta y que aunque siempre es recomendable llevar un GPS de montaña con el Track descargado, todo el camino se encuentra señalizado y orientado por estacas de madera. El hacerlo organizado  tiene la ventaja de contar con cama y comida en los refugios, pero tiene el inconveniente del elevado precio. Si lo hacemos por nuestra cuenta, el vivac y la tienda de campaña será nuestra forma de pernoctar y tampoco nos podemos olvidar de llevar la comida necesaria para todos los días.

Nosotros hicimos el trekking del 30 de agosto al 4 de septiembre de 2016, realizando las 6 etapas en 4 días y la verdad que fue todo un acierto, la lluvia nos respetó y tuvimos la suerte de ver auroras boreales.

Al comprar tu billete de avión, es importante que compruebes si incluye maleta para facturar, ya que entre toda la ropa de abrigo, el resto de tu equipaje y, la mochila del trekking con el material necesario seguro que vas a necesitar una. En el caso de que vueles con una compañía low cost y solo dispongas de equipaje de mano, recuerda añadir una maleta al comprar tu billete.

Para realizar el trekking te recomiendo llevar solo la mochila con lo básico e imprescindible. Cualquier kg de más puede ser un sufrimiento innecesario. Esto significa que el resto de equipaje que lleves para después del trekking tendrás que buscar un lugar dónde dejarlo. En nuestro caso, ya buscamos un hotel en Reykjavik con consigna para el equipaje y pudimos guardar todo lo que no íbamos a necesitar durante los siguientes días (sin coste alguno) en el luggage office del hotel en que nos habíamos alojado la noche que llegamos a Islandia. La otra opción que teníamos en mente era dejarlo en la misma estación de autobuses de BSI, donde hay consignas de alquiler (creo que el precio de la consigna eran unos 20€ diarios).

El billete Reykjavik-Landmannalaugar se compra en un mostrador en la misma estación de autobuses de BSI, por 12.000 ISK. El precio incluye ida y vuelta, ya sea al finalizar el trekking o en la 4ª etapa, en la que si no te ves con fuerzas de continuar puedes tomar un autobús de vuelta. El billete tiene fecha abierta, por si tardas más o menos en realizar las etapas.

Nosotros decidimos empezarlo en Landmannlaugar y terminar en Skogar  (del interior hacia la costa), pero también se puede realizar en  sentido contrario.


Qué llevar en la mochila

Lleva lo que realmente consideres necesario e imprescindible y deja los “por si acaso” en la consigna!

– Ropa de montaña (en mi caso 2 pantalones de trekking, ropa interior térmica, polar, plumas y cortavientos a poder ser Gore Tex).

– Impermeable tanto en chaqueta como en pantalón y cubremochila.

– Ropa interior (con calcetines de sobra).

– Palos de trekking.

– Frontal o linterna.

– Tienda de campaña (en nuestro caso llevamos una de alpinismo individual cada uno).

– Saco de dormir (recomendable que sea de plumas y para bajas temperaturas).

– Esterilla (si es hinchable mucho más ligera).

– Neceser y botiquín básico (recomendable toallitas húmedas).

– Buen calzado (recomendable bota Gore Tex).

– Bañador, toalla y chanclas (tanto para ducharte como para baños termales).

– Escarpines de neopreno para poder cruzar ríos.

– Gorro, guantes y braga.

– Bidón de agua (podrás coger agua potable en los grifos de los baños de todos los refugios).

– Camping gas y carga de gas suficiente (yo en todos los refugios me encontré recargas de gas que la gente dejaba para reutilizar, pero al final es una lotería).

– Kit de cocina y cubiertos (en mi caso llevaba un kit de cocina individual del Decathlon).

– Comida suficiente para los días del trekking (yo llevé raciones de embutido envasadas al vacío para desayunar, sobres de sopa para cenar y comida liofilizada comprada por internet para comer; frutos secos y barritas energéticas, sobres de café y leche condensada).

– Batería externa para cargar el teléfono.

– Equipo de fotografía (totalmente opcional).

– Crampones (en nuestro caso no llevamos y no nos hicieron falta, pero depende de la época del año en que vayas sí que los necesitarás).


Etapas

Día 0: Llegada a Landmannalaugar

Llegada en bus a Landmannalaugar, al ser una zona de acceso en coche está muy concurrida de gente, nosotros llegamos por la tarde y buscamos un hueco en la enorme explanda que había alrededor del refugio. Al lado de la zona de acampada hay unas aguas termales gratuitas para poderte bañar. El refugio dispone de baños y duchas de agua caliente y gran vestidor con calefacción. Cuando llegamos, otros campistas nos dijeron que el personal del refugio estaban pasando para cobrar 1.200ISK por pasar la noche ahí (que imagino que sería más que nada por el uso de los servicios, porque aquello era una zona de acampada libre, no había nada delimitado)  y entonces decidimos plantar la tienda e irnos corriendo a los baños termales. Ahí estuvimos hasta que anocheció y cuando volvimos a la tienda ya nadie vino a pedirnos nada.

Zona de acampada y refugio
Baños termales naturales

 

Día 1

1ª etapa: LANDMANNALAUGAR – HRAFNTINNUSKER

Distancia: 12 kms.

Desnivel: el refugio está a una altura de unos 1.100m con un desnivel acumulado de + 470m

Horas aprox: 5-6h

Al refugio de Hrafntinnusker llegamos a medio día, es bastante pequeñito y con poca zona de acampada. Había unos baños exteriores pero pequeños y con agua fría. Por la altura a la que nos encontrábamos la temperatura era más baja y  hacía bastante viento. Paramos a comer allí mismo, en una mesa de picnic y decidimos no entretenernos demasiado para no enfriarnos y continuar hasta el siguiente refugio.

Refugio Hrafntinnusker

2ª etapa: HRAFNTINNUSKER – ALFTAVATN

Distancia: 12kms.

Desnivel: es una etapa de descenso, la altitud final del refugio es de 490m.

Horas aprox: 4-5 horas

Aunque es una etapa en la que perderemos altitud respecto al refugio anterior, sí que nos sorprendieron los fuertes ascensos y descensos que íbamos encontrando, quizás también a causa del cansancio acumulado de la primera etapa. Durante esta etapa tendrás que hacer uso de los escarpines para cruzar un río.

El refugio en el que termina tiene una amplia zona de acampada libre junto al impresionante lago de Alftavatn. A orillas de éste fue dónde nosotros acampamos y tuvimos la gran suerte de contemplar nuestra primera Aurora Boreal en Islandia.

Este refugio cuenta con  baños y duchas de agua caliente, las duchas son de pago, se activan con 500ISk. Había barbacoas y alguna mesita de picnic. El refugio estaba bien equipado y tenía una zona común para los que se alojaban allí. Nosotros después de montar el campamento y cenar, entramos a tomar un té y la verdad es que nadie nos dijo nada y calentitos hicimos tiempo hasta que las luces del norte decidieron poner todo el cielo verde.

Refugio Alftavatn

 

Día 2

3ª etapa: ALFTAVATN – EMSTRUR

Distancia: 15 kms.

Desnivel: Es una etapa prácticamente llana, con tan solo 40m de desnivel.

Horas aprox: 5 horas

Es una etapa desértica y con largos senderos que se pierden en las llanuras. En esta etapa tendrás que descalzarte dos veces para cruzar ríos.

La zona de acampada en este refugio no es tan llana como las anteriores, está como escalonada. La gente empieza a montar la tienda en la zona más cercana al refugio y a medida que se va llenando cada vez hay que ir más abajo a montarla. El refugio cuenta con varias mesas de picnic, baños con agua caliente y duchas de pago.

Una vez montado el campamento base, recomiendo hacer una pequeña excursión a un espectacular cañón que hay a un kilómetro más o menos del refugio. Para llegar tienes que volver hacia atrás (otra vez como al camino del trekking marcado por estacas). Verás que de vuelta, hacia la izquierda, se desvía un caminito marcado con unas estacas mucho más pequeñas, ésta es la ruta circular que pasa por el acantilado. Aunque estés algo cansado de la etapa, creo que merece la pena acercarse y es preferible hacerlo en este orden, llegar al refugio, coger sitio, montar, comer si no lo has hecho y luego volver para visitar la garganta.

Zona de acampada en Emstrur
Excursión al cañon

 

Día 3

4ª etapa:  EMSTRUR – PORSMORK (BASAR)

Distancia: 19 kms.

Desnivel: con sus subidas y bajadas, etapa larga pero descendiente con 300m en negativo.

Horas aprox: 6 – 7 horas

Para mí fue la etapa menos atractiva y la que más pesada se me hizo, en esta también tendrás que cruzar un río. Eso sí, la zona de acampada, al ser accesible con vehículos, es la etapa más equipada y donde podrás encontrar algo de suministros. Es la etapa previa a la ascensión al glaciar y por lo tanto, es importante que preguntes en el refugio la previsión meteorológica allí arriba antes de empezar la siguiente etapa. En esta es en la que tienes posibilidad de abandonar y coger el bus de vuelta a Reykjavik si el tiempo o tu estado físico no acompañan.

Este refugio tenía un pequeño comedor abierto de uso público, el cual agradecimos mucho para echar la tarde-noche, comer y pasar un rato calentitos. Además, en el mismo comedor había un pequeño comercio, el primero que vimos en todo el trekking y en el que pudimos comprar algo de comida y bebida. También pude cargar mi teléfono móvil,  aunque me cobraron 1.000ISK, en el refugio principal.

Refugio y zona de acampada en Porsmork

Día 4

5ª etapa:  PORSMORK (BASAR) – BALDVINSSKALI

Distancia: 11kms

Desnivel: ascenso de unos 1.000 metros de desnivel acumulado.

Horas aprox: 4 – 5 horas

Es una de las etapas más duras de trekking, pero también una de las más bonitas. Algunos repechones incluso cuentan con sogas o cadenas para ayudarte a subir. El paisaje en esta etapa empieza muy montañoso y verde y conforme te acercas al glaciar Eyjafjallajokull ves un contraste de blanco con negro de la lava y cenizas que quedan de la erupción en 2010 del volcán Magni.

Al pequeño refugio de Baldvinsskeli llegamos para la hora de comer y fuera era impensable pararse a descansar o acampar por el fuerte viento y frío que hacía. Entramos dentro a preguntar y una encantadora señora nos dijo que podíamos quedarnos dentro el rato que quisiéramos e incluso hacer uso de la cocina totalmente equipada que tenía, también pudimos rellenarnos los bidones de agua y luego al salir tenía un buzón en el que voluntariamente quisimos dejarle una propina. En el exterior había un baño pero sin duchas. La planta de arriba era una buhardilla llena de colchonetas en la que podías quedarte a dormir por 6.000ISK y como tenía disponibilidad la verdad que nos lo llegamos a plantear, pero como la última etapa era prácticamente de bajada decidimos volvernos a poner la mochila y a caminar!

Refugio de Baldvinsskeli

 

6ª etapa:  BALDVINSSKALI – SKOGAR

Distancia: 13 kms.

Desnivel: 1.000 metros en negativo

Horas aprox: 4 – 5 horas

Una etapa preciosa, llena de cascadas y saltos de agua. Quizás al querer hacerla seguida de la 5ª etapa tuvimos que llevar un buen ritmo y no pudimos parar a disfrutar del paisaje todo lo que nos hubiese gustado. Al final de esta etapa hay la famosa cascada de Skogarfoss, un lugar totalmente recomendable para acampar, además al estar a nivel del mar la temperatura ya es mucho más confortable y si pillas un día despejado se está súper bien.

Aquí podrás encontrar todos los servicios: baños con agua caliente y duchas también de pago e incluso alguna tienda y restaurante con wifi, y la parada de autobuses para volver a Reykjavik.

Después de tantos días estando horas y horas sin ver a nadie, nos sorprendió la cantidad de turistas que había al llegar a Skogar, al ser uno de los puntos turísticos a los que se llega en coche, el tráfico de gente era constante.

Zona de acampada junto a Skogarfoss

Día 5:  Vuelta en Bus de Skogar a Reykjavik

Cascada Seljalandsfos

Amanecimos con un día despejado junto a la cascada y quisimos aprovechar la mañana  por allí y coger el bus que salía a medio día. Este bus hace varias paradas, entre ellas en la famosa cascada Seljalandsfos, antes de llegar a Reykjavik dónde al día siguiente empezaríamos la ruta por Islandia con coche de alquiler.

 

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *