12 lugares imprescindibles de Marruecos

Marruecos es un país con mucha cultura y con gran cantidad de cosas que ver. Nosotros hemos resumido nuestro paso por este país de los dos viajes realizados y con los 13 sitios que hemos estado y creemos que no puedes perderte.

  • 1r viaje (avión + coche de alquiler): Casablanca – (185 km) – Khémisset – (125 km) – Azrou – (335 km) – Arfoud – (58 km) – Merzouga – (210 km) – Todra – (98 km) – Dades – (340 km) – Marrakech – Ourika, Oukameiden, Ouzoud.
  • 2º viaje (ferry con vehículos propios): Tanger – (110 km) – Chefchauen – (270 km) – Azrou – (385 km) – Arfoud – (58 km) – Merzouga – (84 km9 – Fezna – (130 km) – Todra – (180 km) – Ouarzazate – (200 km) – Marrakech – (50 km) – Agargoure – (660 km) – Tanger Med.

1. CASABLANCA

Para nosotros fue la ciudad de llegada de nuestro avión. En principio una gran capital más, pero sí que tiene un punto turístico que nos interesó y es la mezquita de Hassan II, por ser el edificio religioso más alto del mundo (200 m) y el segundo más grande en cuanto a superficie, después de La Meca. Cuenta con últimas tecnologías como resistencia a terremotos, techo de abertura automática, suelo calefactable y puertas eléctricas.
Foto de la mezquita

2. CHEFCHAUEN O CHAOUEN

La ruta desde Tánger Med a Merzouga la desviamos un poco para poder visitar el famoso pueblo azul. Visita recomendada si estás por el norte de Marruecos. Nosotros no pasamos noche allí, fue de pasada. El motivo de su tonalidad no se conoce con exactitud, hay varias teorías. Para mí las que más sentido tienen son: la de combatir la multitud de mosquitos por la creencia de que los mosquitos se mantienen alejados del azul (por aquello de que no les gusta el agua) y la de que los judíos que llegaron refugiados en 1930, pintaron las casas y calles imitando al azul del cielo para así diferenciarse del color verde del islam.
Foto chauen

3. AZROU

Es una importante población bereber ubicada en el interior del Medio Atlas. En los dos viajes que hemos hecho la ruta de bajada al desierto la hemos querido hacer por Azrou, para cruzar el atlas de bajada por un sitio y de subida por otro distinto.
Lo que ha hecho famosa esta ciudad son los bosques de cedros que la rodean y el más famoso de estos es el Gran Cedro Douaraud, el cedro milenario más grande de la región. A escasos metros de este, hay una zona de aparcamiento con puestos de souvenirs, comida y bebidas donde la gente suele parar también para fotografiar y darles de comer al típico mono de Gilbraltar, ya que cientos de macacos habitan la zona.
Fotos cedros y monos.


4. ARFOUD

Es uno de los últimos pueblos antes de llegar a Merzouga. Nosotros siempre lo hemos hecho de pasada pero sí que antes de llegar hay una parada obligatoria, el oasis de Tafilalet. Es el mayor palmeral del mundo, con unas 800.000 palmeras datileras. Es el último gran oasis antes de la gran extensión de arena del Sahara. Para encontrarlo deberás ir atento, es un descampado o zona de aparcamiento de tierra con un “restaurante-café” a la derecha, en la misma carretera que va hacia Arfoud (46 km antes de llegar) y se trata de un acantilado con unas vistas panorámicas a un “río de palmeras” impresionante.
Fotos zona aparcamiento y rio palmeras


5. MERZOUGA

Para mí una de las joyas de la corona de Marruecos. Un pueblecito con mucho encanto y las puertas al Desierto del Sáhara.
Las dos zonas más importantes del Desierto del Sáhara Marroquí son Zagora y Merzouga. Aunque yo nunca he ido al Desierto de Zagora, este es más árido y con menos dunas que Merzouga, pero la ventaja principal es que se encuentra más cerca de Marrakech.
El desierto de Merozuga, aunque se encuentra algo más lejos (está a 550 km de Marrakech, unas 10 horas en coche) es el más impresionante de Marruecos. Las dunas de Erg Chebbi (dunas del desierto de Merzouga), alcanzan los 150 metros de altura y no tienen nada que envidiar a las famosas dunas de los desiertos de Argelia y Libia.

Para alojarte en Merzouga muy recomendable el Aubergue Sahara, un acogedor albergue con unas vistas preciosas a las dunas. El dueño habla español además de inglés, francés y bereber, el sitio está súper limpio, de estilo árabe y tiene conexión wifi, piscina y varios patios para poder relajarte al solecito. Puedes coger habitaciones con baño privado o acampar en la zona de camping con furgo, caravana o tienda. El precio de la habitación es de 250 dh por persona con cena y desayuno incluido. La comida, típica marroquí, muy buena.

Para entrar en el desierto y subir por las dunas, en nuestro caso fue con los quads, que para eso los habíamos bajado. Allí en el mismo pueblo de Merzouga había alguna empresa de alquiler de quads, el precio era de 400dh por hora y tenías que ir con guía. Si quieres saber más sobre cómo preparar tu ruta por las dunas entra en nuestra Ruta por el Sahara y las dunas de Erg Chebbi.
Otra forma de adentrarte en las dunas es haciendo una excursión con camellos, esta la puedes contratar en el mismo sitio donde te alojes, en el Aubergue Sahara costaba 350dh por persona e incluye cena, desayuno y alojamiento en una haima en medio del desierto. La excursión suele empezar sobre las 16:00h para llegar a ver el atardecer, te instalas en la haima, te sirven la cena y al día siguiente madrugas para ver el amanecer y vuelves a desayunar en el hostel.

Una excursión recomendada desde Merzouga y que puedes hacer por tu cuenta es al poblado Khamlia. Por carretera se encuentra a unos 8 km de Merzouga, también se puede ir con motos o quads cruzando por las dunas. El pueblo de Khamlia, habitado por la tribu de Los Bambaras o Gnawas (descendientes de los esclavos que venían del áfrica sub-sahariana), es famoso por su hospitalidad y su música Gnaua. Podrás pasar un agradable rato en el poblado tomando un té verde mientras ves a los Gnawa cantar y tocar instrumentos bereberes.
Fotos albergue, desierto, poblado.

6. GORGES DU TOHDRA O GARGANTAS DEL TODRA

A unas 3 horas y media de Merzouga se encuentran las Gargantas del Todra, un impresionante cañón de paredes verticales de unos 100 metros de altura y con una separación de 20-30 metros en su punto más estrecho.

Para llegar al Todra tendrás que desviar unos kilómetros la ruta (Merzouga – Marrakech), pero es buen sitio para aprovechar y hacer noche.
Nosotros nos alojamos en el Auberge la Valle, el sitio bastante limpio y bien ubicado justo en la entrada de la garganta. El precio de la habitación era de 50dh por persona sólo dormir, 80dh dormir y desayuno o 150dh con desayuno y cena.

Foto aubergue la Valle

En la garganta se pueden hacer varios trekkings y rutas de senderismo aunque nosotros fuimos para escalar, ya que es famosa por la calidad y pureza de su roca que tiene una adherencia excepcional. Cuenta también con una sencillita via ferrata para hacer libremente si llevas el equipamiento. Si quieres saber más sobre la escalada en el Todra entra aquí.

Pasada la garganta, hay también una ruta para hacer en moto, de 42 km. Ésta empieza en el pueblo de Tamtatouchte y une estas gargantas con las otras famosas gargantas del Dades. Nosotros no pudimos hacerla porque hay ciertas épocas del año que las lluvias torrenciales causan bastantes destrozos en la carretera y puedes encontrar el paso cortado, y al informarnos con algún local nos dijo que no era buen momento.

Foto todra


7. OUARZAZATE o UARZAZATE

Ciudad situada al sur de Marruecos que se conoce como “El Hollywood de África”, ya que en la ciudad hay varios estudios de cine entre los que se encuentra uno de los más grandes del mundo, los Atlas Studios.
Además en sus inmediaciones hay dos ciudades fortificadas, construidas en adobe y consideradas de las mejor conservadas de Marruecos: “Kasbah Taourirt” y “Kasbah Ait Ben Haddou”.
La mejor forma de llegar es haciendo parada de camino al desierto con tu propio vehículo, aunque también existe la opción de llegar en autobús desde Marrakech por 80 dirhams.
Foto Ouarzazate


8. MARRAKECH

Marrakech es una ciudad única y totalmente diferente al resto de ciudades marroquís. No destaca por sus monumentos, ni museos, sino por su gente y su ritmo de vida que lo hacen un viaje a un mundo distinto.

Las visitas más importantes o las que nosotros hemos hecho en nuestra estancia allí han sido al Zoco, que es el conjunto de callejuelas del casco antiguo lleno de puestos y tenderetes de todo tipo (ropa, especias, comida, artesanía, y productos típicos) donde los marroquíes hacen sus compras. El Zoco, situado en la Medina empieza al final de la plaza de Jemaa el Fna (plaza central) y es un lugar para ir con calma, ya que el laberinto de calles nunca termina y está lleno de gente y puestecitos y menos prisa aún si tienes intención de comprar ya que es la cuna del regateo. Otra recomendación es recorrer el Zoco por la mañana, ya que en las calles más pequeñas hay poca o ninguna luz y conforme va atardeciendo se va creando una oscuridad casi absoluta en los callejones.

Foto zoco

La otra parada obligatoria es la plaza central o principal que comentaba, la Plaza Jamaa el Fna, el lugar más importante de la medina. La plaza tiene dos caras totalmente distintas, la de día y la de noche, y yo recomendaría verla en sus dos facetas.

Por el día, además de multitud de puestos de zumos de frutas naturales, especias y frutos secos, encontrarás todo tipo de personajes intentando sacar dinero encantando serpientes, con monos domados y hasta algún dentista ejerciendo en plena plaza.
Foto medina de dia

Por la noche, en cambio, desaparecen todos los tenderetes y la plaza se llena de músicos improvisados, espectáculos de todo tipo y puestos de comida donde poder cenar muy barato a modo “street food”.
Foto medina de noche

En Marrakech hay alojamiento de todos los precios y para todos los gustos, nosotros no llevábamos reserva de aquí, así que lo que hicimos fue aparcar e ir preguntando disponibilidad y precio en los alojamientos de la zona. Al final nos quedamos en el Hotel Ilyass en la calle principal (Avenue El Mouahidine) justo al inicio de la plaza, lo ideal para tener el coche aparcado e ir y volver al hotel andando. Pagamos 150 dh por persona solo alojamiento, y lo mejor del hotel era su ubicación. Por lo demás muy básico incluso justo para el precio que pagamos.
Foto hotel ilyass

9. OURIKA

El valle de Ourika es una de las excursiones más recomendadas desde Marrakech. El río de Ourika, atraviesa por mitad del pueblo de Setti-Fatma y las terrazas de las casas y los restaurantes están montadas a orillas del mismo río. Recorriendo la zona podrás visitar varios puntos de interés como las cascadas de Ourika y los mercados más tradicionales. Para llegar desde Marrakech se puede hacer en coche propio o en transporte privado (taxi), se encuentra relativamente cerca, a unos 35 kms.
Foto valle ourika

10. OUZOUD

Las cascadas de Ouzoud son las cataratas más grandes e impresionantes del norte de África. Tienen una altura de 110 metros y están localizadas en la cordillera del Atlas, en la provincia de Tanaghmeilt a 150 km de Marrakech.
Podrás hacer un bonito paseo por las cascadas, subir a su nacimiento y bajar a bañarte en el río, es un agua muy limpia aunque no tenga ese aspecto debido al barro que desprende la arcilla de las paredes.
Es una buena excursión para un día desde Marrakech, allí podrás comer en la terraza de cualquier restaurante con unas vistas espectaculares a las cascadas. Para llegar hay que ir en coche de alquiler o en transporte privado (taxi).
Foto cascadas

11. OUKAIMEIDEN

Es la estación de esquí más alta y popular de África (3.300m). Se encuentra en la cordillera del Alto Atlas, a tan solo 80 km de Marrakech y aunque cuando nosotros fuimos no pudimos esquiar porque estaba cerrada por falta de nieve, es una preciosa y recomendable zona para hacer una excursión e ir a pasar el día a la montaña.
Foto oukaimeiden

12. AGARGOURE O AGUEGOUR

Se encuentra a 35 km de Marrakech, es un pequeño pueblo de montaña famoso en el mundo del parapente. Si vuelas en parapente no puedes perderte la oportunidad de acercarte a este paraíso del vuelo libre y flotar sobre los pueblos beréberes de Marruecos. Si quieres saber más sobre la zona de vuelo de Aguegour entra en nuestro post parapente en Marruecos. Si por el contrario no te apasiona volar pero buscas la tranquilidad, en este pueblecito de montaña, fuera del turismo y alejado de la ciudad y la masificación, puedes relajarte.

Nosotros nos alejamos en Latifa, una especie de casa rural, en la que una familia bereber ofrece alojamiento y comida por unos 70 dh por persona.
Foto de latifa

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *